Yo vivía en ........ (África) y me diagnosticaron LMC, fue tremendamente dramático ver que no podían hacerme nada en mi país.  Allí, solo tiene oportunidad de que le pongan un tratamiento, las personas que con dinero puedan pagárselo.

Mi médico me pregunto si tenía familia en algún lugar de Europa, ya que era la única solución que tenia para recibir la atención adecuada y que me pusieran un tratamiento.

Mi estado de ánimo era muy malo, pero tuve la suerte de que mi hermana estaba viviendo en España, concretamente en Zaragoza.  Deje de vivir en mi pais y me dispuse a trasladarme a Zaragoza.

Qué suerte tuve!, fue llegar a Zaragoza y ser tratada por un médico excepcional consiguiendo controlar mi enfermedad.  No me lo creía, pensaba que me había llegado la hora de perder la vida y no fue así, al contrario, cada vez me empecé a encontrar mejor y hasta el día de hoy.

Tu historia es muestra claramente cómo existen diferencias si el diagnóstico y tratamiento se realiza en un lugar u otro. ¿Has tenido algún efecto diferente al esperado, adverso con el tratamiento que  seguiste?

Si he tenido algún efecto que yo nunca me hubiera imaginado y por supuesto que no me lo esperaba.

Como he comentado antes, yo soy de África, y mi piel es morena, vamos negra.  Al irme poniendo el tratamiento veía que mi piel se iba aclarando cada vez más, tanto es así que llegue a ser "blanca", me miraba y volvía a mirarme, y ciertamente mi piel cambio de color.

También observe, que me iban saliendo pecas, algo que nunca había tenido en mi vida.

Mi pregunta fue si este cambio iba a ser permanente, pero no, cuando pude dejar el tratamiento he vuelto a ser como siempre había sido. 

 

Volver